jueves, 12 de noviembre de 2009

Abbas el moderado y Netanyahu el intransigente

Resulta excesivamente común que los medios, en el intento de eximir de toda culpa y responsabilidad a los líderes palestinos, utilicen adjetivos peyorativos para describir a las autoridades israelíes. Por ejemplo, este editorial de El País califica a Abbas como "moderado" y a Netanyahu de "intransigente":

Casi cinco años después de que fuera elegido para negociar un Estado palestino, Abbas, un moderado prooccidental (...) Washington, pese a sus proclamas en sentido contrario, ni siquiera ha conseguido de Benjamín Netanyahu, un modelo de intransigencia (...)
Y hoy, Muñoz:
El teléfono del moderado mandatario, firme partidario de la negociación con Israel, echa humo.
Veamos realmente cuán moderado es Abbas:
  • El 28 de febrero del 2008 Abbas dijo a un diario jordano que no había renunciado por completo a la "lucha armada" (léase atentados):
    "At this present juncture, I am opposed to armed struggle because we cannot succeed in it, but maybe in the future things will be different," he said.
  • El pasado 25 de mayo, la oficina Abbas bautizó a un centro informático de Cisjordania como "Dahlal Mughrabi", en honor al "mártir" que en 1978 cometió uno de los peores atentados terroristas de la historia de Israel, asesinando a 38 civiles israelíes, 12 de ellos niños. La ANP (Abbas) ha convertido a Mughrabi en todo un icono palestino, organizando campamentos de verano y actividades deportivas con su nombre (referencias en la noticia).
  • En la última Asamblea General de Al Fatah, Abbas volvió a insistir que se reservaban el derecho de volver a la "lucha armada" (terrorismo).
  • La ANP (Abbas) destina mensualmente una partida presupuestaria para atender a las familias más necesitadas de los kamikazes palestinos.
  • Hoy mismo, Tawfik Tirawi, estrecho colaborador de Abbas, ha reclamado de sus correligionarios "miles de mártires" para que "restituyan Jerusalén".
  • Todo esto dejando al margen los continuos mensajes de odio que emite la cadena de televisión oficial de la ANP (Abbas).
Y ahora el radical e intransigente Netanyahu:
We want peace with the Arab world. We also want peace with the Palestinians (...) We are prepared to resume peace negotiations without any delay, without any preconditions. The sooner the better.

(...)

"I want to make it clear that we don't want to govern the Palestinians," he said. "We want to live in peace with them. We want them to govern themselves absent a handful of powers that could endanger the State of Israel."

Claro que ni Muñoz ni su diario van a publicar esto never never never.