miércoles, 28 de abril de 2010

La verdadera pirata cree que todos son de su condición, y otros corsarios

El sectarismo de la corresponsal de El Mundo no tiene límites.

Hizbullah nunca es mencionada como organización terrorista (autora de atentados que han matado a israelíes, norteamericanos y españoles).

Habla de presos libaneses liberados por Israel sin mencionar los tremendos crímenes que cometieron y que ellos mismos reconocieron.

Habla de la "flagrante violación" de la resolución de la ONU por los vuelos israelíes, sin mencionar que Hizbullah destroza esa resolución que demanda el desarme inmediato de las milicias. Y esto se hace bajo las narices de nuestros soldados (el FINUL y su cooperación con terroristas está comandado por España).

Hizbullah, además, acosa continuamente a un miembro de la ONU (Israel) desde el territorio de otro (Líbano), como marioneta de otros dos (Siria e Irán).

Ron Arad "murió" durante su cautiverio. Pues eso.

Ni mención de estos "pequeños" detalles.

Ni de la lucha de un pueblo y un país, el Libano, por librarse de la tiranía teocrática de Hizbullah, cosa que sí hacen medios serios internacionales.

Pero, no os creais. La pirata se corta cuando escribe en un medio "mainstream". Cuando se pone a deponer basura en fanzines "de confianza", nos muestra un rostro aún más extremista.

Esta es la corresponsal que tiene El Mundo en Líbano. Una resentida que intoxica hablando de "censura" y "escuadrones de la muerte" y cuestiona el carácter democrático del Estado de Israel... ¡¡ desde el Líbano!!. Y, todo ello, poniendo como ejemplo Haaretz, uno de los mejores ejemplos de libertad de expresión en Israel y tolerancia con la crítica y el abuso del sistema democrático por los periódicos que estiran sus libertades al límite, poniendo en peligro la seguridad de todos.

¿Cinismo?. No, lo siguiente

Los de Haarezt, por cierto, calladitos ante la evidencia de que se usa su nombre para intentar destruir a Israel

Por cierto. Si quereis más resentidas en esa línea (otros términos usados por miembros del PSC para referirse a periodistas del genero femenino que trabajan en TV3 y su grado de insatisfacción sexual me resultan sexistas), bocanegras (esto es un hecho objetivo: que enseñe los dientes y de a oler su pluma), aquí va la otra deslegitimadora de cabecera de El País. Una joven promesa de la intelectualidad patria (el otro debe ser Pániker, adecuadamente replicado por José en LD).

O sea: El Mundo es Mundo Obrero. El País, El Alcazar. Los dos cada vez más violentamente bunkerizados. Así les va: en Tercera Regional de los medios internacionales y al borde de la quiebra. Enhorabuena