viernes, 1 de enero de 2010

Deseos para el año nuevo...

Que la gentuza que escribe en algunos periódicos españoles, radicales y resentidos sin escrúpulos disfrazados de periodistas, y los medios que se enfangan publicando sus deposiciones, adquieran, como por milagro, ética profesional.

Esperemos sentados.

Algunos ejemplos de semiverdades o falsedades que obedecen a la conocida agenda política antiisraelí del autor y no a los hechos que debería contar un periodista objetivo:

  • El llamado "bloqueo" se inició por Israel y Egipto cuando Hamas expulsó por la fuerza a Al Fatah de Gaza (fusilándolos, matándolos a palizas o lanzándoles desde los tejados..) y se hizo con el control, convirtiéndolo en un emirato islámico a imagen y semejanza de su fanatismo. Así lo denuncia el propio el presidente palestino Abu Mazen. Ocurrió en junio del 2007. El autor obvia todos estos elementos, no confronta a los "solidarios" y "pacifistas" con esa flagrante contradicción e insulta con su pasquín la inteligencia de cualquiera mínimamente informado.
  • Tampoco se pregunta dónde estaban los "pacifistas" durante el lanzamiento masivo de cohetes y misiles durante 8 años contra la población civil israelí que provocó, finalmente, su ofensiva. Ni, evidentemente, cuestiona a los "solidarios" sobre sus demandas claras (la ausencia de ellas) para la liberación de Gilad Shalit, soldado israelí secuestrado por sus amigos de Hamas en junio del 2006. El último lanzamiento de un cohete Grad contra la población israelí de Netivot fue realizado el jueves por la noche. Se supone que para dar la bienvenida a los pacifistas solidarios. Todo ello ha sucedido después de que Israel retirase unilateralmente su presencia de la franja.
  • Gaza ha recibido cientos de toneladas de ayuda y alimentos a través de la frontera israelí, cosa que se oculta en la "crónica". La ayuda internacional es confiscada y "distribuida" por Hamas, en un floreciente mercado negro.
  • Los túneles sirven para "abastecerse", sí. Fundamentalmente de armas y decenas de toneladas de explosivos. El cemento que entra no lo usan para reconstruir sino para crear más búnkeres para sus terroristas.
  • El corresponsal, y los de su sectaria calaña, han estado hablando del "bloqueo" israelí, del "castigo colectivo" israelí, del "genocidio" que cometían los israelíes. Ante la evidencia de que los egipcios tienen la misma percepción de la jauría que gobierna Gaza y el peligro para la seguridad de todos que constituye el almacenamiento de armas procedentes de Irán, ya no lo puede mencionar. Curioso que se guarde muy mucho de usar los mismos epítetos que reserva al gobierno demócrático de Israel para las acciones del régimen egipcio. Y ello considerando que la frontera egipcia es un muro (ahora ampliado a barreras metálicas subterráneas) en tanto que Israel guarda su frontera con una verja.

Y, ahora, un poquito de información.