viernes, 9 de diciembre de 2011

Receta para el corresponsal del Financial Times

Sr. Buck:  

Le propongo el siguiente ejercicio:

- Tome todos los 193 estados miembros de Naciones Unidas

- Substraiga aquellos en los que no se vote al jefe del estado en elecciones libres (o que no tenga elecciones de ningún tipo)

- Reste los muchos que no limiten temporalmente el mandato de su jefe de estado, o en los que no haya un método no-traumático de cambiarlo

- Aparque aquellos que no respeten los derechos de las mujeres, cultural y legalmente, y no cuenten con legislación específica contra el acoso sexual

- Elimine los sitios donde las minorías étnicas o religiosas no tengan igualdad de derechos, hasta el  punto de que miembros de esas minorías puedan conformar el tribunal supremo de ese lugar

- Aparte países que no cuenten con tribunales independientes capaces de juzgar a una alta autoridad del estado

- Substraiga estados en los que las decisiones de esos tribunales contra un ex presidente no serían respetadas y ejecutadas, o en los que la posibilidad de que esa autoridad, no depuesta en ningún cambio de régimen acabe en la cárcel, sea impensable  

Cuando haya reducido la lista al pequeñito número de países resultantes, entre los que no se encontrará probablemente ni el Reino Unido, ni el mío, España, pero sin duda sí estará Israel, tome todos los restantes y póngase a escribir sobre las limitaciones de sus sistemas políticos, sociales y legales. Y, si le queda tiempo tras este ejercicio de toda una vida, gaste al final unos minutos en escribir una nota a pié de página sobre los problemitas de Israel