domingo, 4 de diciembre de 2011

The Economist

Estupendo artículo sobre The Economist. Yo, que he sido fan de esa revista, he dejado de leerla. Llevan unos años empeñados en demostrar lo guais que son. Pues eso, ni Oriente, ni Occidente: Islam, Islam.

Sospeché y sospecho que algo tiene que ver el capital árabe en su editora, que está participada a su vez en un 50% por Pearson la del Financial Times, otro extraño caso de doble personalidad con el asunto de Israel. Bueno, recordemos que hubo un tiempo cercano en que Gaddafi era uno de los principales accionistas de ese grupo...

En fin, el FT lo sigo leyendo, pero de él comentaré algo cuando tenga tiempo